¿HAY UNA ENERGÍA CREADORA DE TODO LO QUE EXISTE? (1 de 5)

En ocasiones el ser humano se plantea grandes preguntas. Algunas son referidas a uno mismo, y otras, aunque se las pregunte a sí mismo, le trascienden. En el primer grupo destacan con luz propia las preguntas ¿qué sentido tiene mi vida en la tierra?, seguida de otra que la complementa, ¿seguirá existiendo algo de mí cuando muera mi cuerpo físico? Estas preguntas básicas le llevan a formularse una tercera que desborda su conocimiento actual, ¿existirá algo tal como una energía creadora —o un dios como suele decir la gente— que me haya creado? Porque si no existe esa fuerza creadora, ¿de dónde provengo?

Yo me manejo con mi cuerpo, pero algo dentro de mí me dice que soy más que el cuerpo. A veces me sorprendo con sentimientos poderosos, de profunda preocupación por mi futuro, o por si dejo de existir al morir este cuerpo que tengo. En otras ocasiones son emociones intensas al estar en una situación difícil o…

Recuerdo una vez en la que una persona me ayudó y, sin buscarlo, surgió de modo natural en mí un sentimiento de gratitud tan hermoso que me dije: esto que estoy sintiendo es más de lo que soy, es algo que me supera, es de tanta belleza y tan profundo que impregna todas las células de mi cuerpo, pero yo no contengo ese sentir pues sé que también está mas allá de mí, de lo que creo ser. Leer mas

BREVE RESUMEN DE LOS DIEZ ARTICULOS ANTERIORES (11 de 11)

EL ALMA GUARDA UN TESORO

A lo largo de su proceso evolutivo el ser humano vive infinidad de experiencias, a la vez que su alma, su dimensión interior, extrae de ellas la sabiduría que contienen. Con el tiempo esa sabiduría —nivel de conciencia— llega a ser más o menos elevada, pero permanece oculta para la persona hasta el momento de su despertar.

La humanidad está próxima a afrontar una especie de iniciación que cada cual vivirá de acuerdo a su nivel de conciencia, que es diferente de unos seres humanos a otros. Durante un tiempo habrá una cierta confusión, pero es esencial que la nueva sociedad se establezca.

RAZONES PARA CREAR LA NUEVA SOCIEDAD

¿Qué cambiaremos del modelo actual? ¿Se comenzará por crear un sistema económico más justo, o por cuidar mejor la naturaleza? ¿Es posible que nuestra prioridad esencial sea la de crear mayor unidad entre los seres humanos?…

Si seguimos viviendo como hasta ahora nunca haremos realidad el objetivo que nos trae a la tierra una y otra vez: Crear una gran familia humana, con un fuerte sentimiento de colaboración, respeto y unidad. Esta es una tarea muy por encima de nuestra capacidad actual y es natural que dudemos. Un cierto número de seres de elevado nivel de conciencia, iniciados y maestros, comenzaron a encarnar repetidamente en la tierra de  modo voluntario con la finalidad de ayudarnos…

NUESTRA RELACIÓN CON LA TIERRA

Hace años los recursos del planeta estaban al servicio de la mayor producción posible, sin límite alguno. ¿Y qué decir de los vertidos fuera de control a los ríos, mares y atmósfera? Leer mas

LA NUEVA SOCIEDAD: REFLEXIÓN FINAL (10 de 11)

El ser humano está dispuesto a afrontar dificultades y a realizar esfuerzos en función de que el premio merezca la pena o no. La gratificación que nos espera al crear la nueva sociedad no es posible valorarla, ya que es superior a cualquiera otra recompensa del mundo material por elevadísima que esta sea.

La persona que tras su despertar se compromete con la tarea de crear la nueva sociedad, no se va a desanimar ante los obstáculos que encuentre para sacar adelante el proyecto. Puede perseverar en su labor gracias a que desde su interior le llega una fuerza generada por su alma, al tiempo que experimenta momentos en los que el gozo y la paz surgen sin que exista un motivo que su mente pueda entender.

En esa persona nace un nuevo modo de sentir que le permite aceptar problemas o circunstancias aunque no los comprenda ni los desee. Algo en su interior la empuja a aceptar lo que la vida le presenta, y de esta manera recorre las tres etapas de la aceptación: La primera de ellas, aceptar sin comprender, es la más dificultosa y duradera; con el tiempo da paso a la segunda, amar sin comprender, mucho más corta que la anterior y que la conduce a la tercera y última etapa, amar y comprender, la meta final del proceso.

El elevado nivel de amor y comprensión al que la persona llega tras las tres etapas citadas, tiene como consecuencia que nada de lo que experimenta le afecta, pues todo lo que vive está impregnado de un amor que se va acrecentando día tras día y la lleva a sentir niveles cada vez más elevados de paz y de armonía. Leer mas

CONFERENCIA: «INICIACIONES MAYORES EN EL ANTIGUO EGIPTO»

La conferencia se centrará en ver cómo se preparaban los aspirantes para enfrentarse a cada una de las siete iniciaciones mayores de una época concreta, y las consecuencias de superar o no la iniciación correspondiente.

Para tener una idea lo más aproximada posible del nivel de dificultad de cada iniciación, intentaremos acercarnos al sentir del aspirante cuando la estaba experimentando.

También será un objetivo esencial de la conferencia conocer las cualidades que un aspirante desarrollaba al superar cada una de las iniciaciones.

Al finalizar la exposición se abrirá un turno de preguntas.

Imparte: Juan José García Pertusa

Lugar: El Corte Inglés, sala de Ámbito Cultural, primera planta, edificio de Federico Soto, Alicante

Fecha: Jueves 17 de Febrero de 2022

Hora: 19 horas

EL SENTIDO DE LA VIDA HUMANA EN LA NUEVA SOCIEDAD (9 de 11)

¿Cuál es el sentido de la vida? Esta es una de las grandes preguntas que desde siempre nos hemos planteado. ¿Qué finalidad tiene que yo esté en la tierra viviendo experiencias, con periodos de bienestar y de sufrimiento, mientras pasan los días y se acerca el tiempo de mi partida? 

Ante esta pregunta los seres humanos responden de manera muy diversa. Unos piensan que la vida carece de propósito y hay que aprovechar cada instante disfrutando al máximo; los que siguen una religión o creencia confían, en mayor o menor medida, en lo que en ella se les dice; otros más consideran que es del todo imposible encontrar una respuesta. Sin embargo, también hay un numeroso grupo de personas que creen que la vida tiene como fin lograr un objetivo que es posible conocer.

Con el despertar descubriremos que la vida tiene un sentido trascendente, es decir, no termina con la muerte del cuerpo físico. Todo lo que un ser humano experimenta en una vida es solo una etapa de un proceso mucho más largo que le va a permitir, al completarlo, conseguir un estado de plenitud. Todas sus vivencias tienen como fin último desarrollar las cualidades de su alma hasta llegar a sentir que es un ser divino, un ser que vibra en la misma frecuencia que el Creador.

Muchos seres humanos están fuertemente identificados con su cuerpo físico y con las ilusiones y deseos que les han acompañado en esta y en sus vidas anteriores (o en su código genético para quien no crea en ellas). En estos casos, ese modo de pensar y de creer puede ser Leer mas

LA SALUD EN LA NUEVA SOCIEDAD (8 de 11)

Uno de los aspectos más significativos en la vida de una persona es su salud. La tierra es un planeta en el cual el ser humano se enfrenta con frecuencia a episodios de enfermedad, lo que es natural en el proceso evolutivo de esta humanidad. Se puede enfermar varias o incluso muchas veces a lo largo de la vida, y en el caso de las llamadas afecciones crónicas, estas pueden acompañarnos para siempre o solo un cierto tiempo.

El ser humano rechaza muchas de las experiencias que se le presentan, y una patología grave o que le ocasiona dolor, supone para él una fuente de sufrimiento, algo que la naturaleza humana rechaza al ser un obstáculo para poder sentir alegría y paz.

¿Tiene el ser humano la capacidad de crear una sociedad en la que se sufra menos, o incluso nada, al disminuir o erradicar de ella las enfermedades? Con el nivel de conciencia actual esas metas no son posibles. ¿Se podrán alcanzar en la nueva sociedad?

Tras su despertar, la persona siente el enorme potencial que alberga en su alma, y desde ese momento responde con un mayor nivel de sabiduría a cualquier experiencia que la vida le presenta. Un número importante de los desequilibrios que antes sentía desaparecen en la Leer mas

EL INTERES QUE ENCIERRAN ESTOS ARTÍCULOS (7 de 11)

El conjunto de once artículos que estoy escribiendo y publicando en mi página web, en un periodo de tiempo de apenas cuatro semanas, abarca un conocimiento que no me pertenece. Procede de planos con un nivel de sabiduría más elevado que el que en esta época tenemos los seres humanos.

Los artículos están redactados en un lenguaje claro y sencillo, comprensible para todos nosotros y, aunque en un primer momento su contenido pueda parecernos poco profundo, la energía que contienen nos va a resonar de modo especial y podrá ser un instrumento de inestimable ayuda en un futuro cercano. Confiemos en que va a ser así.

Por ese motivo se difunde ahora esta información, de tipo breve y accesible, para que su lectura sea atractiva y no suponga un esfuerzo. En consecuencia, la fuerza que incluye, que ya hemos comentado que procede de planos espirituales superiores que nos pertenecen a todos y a los que todos pertenecemos, va a resonar en la persona para que pueda servirse de ella desde el instante de su despertar.

Sabemos que tras el despertar colectivo se crearán dos grupos bien diferenciados. Uno estará integrado por aquellos que desean cambiar a un nuevo modelo de convivencia con ideales diferentes a los actuales; y un segundo grupo que seguirá apoyando la escala de valores Leer mas

SOLIDARIDAD Y COMPARTIR, BASES DE LA NUEVA SOCIEDAD (6 de 11)

En los artículos anteriores hemos hablado de la nueva sociedad y de los objetivos y cambios significativos conseguidos al compararla con la actual. Esos avances no se logran de modo inmediato, y es natural que tengamos que trabajar y esforzarnos durante un periodo de tiempo.

Es muy probable que los medios con los que contemos para crear esa convivencia no sean abundantes en los primeros momentos, y por esa razón tengamos que recurrir a dos atributos que habrán despertado en el ser humano: la capacidad de compartir y la solidaridad. En un principio serán los dos pilares en los que se base la construcción del nuevo modelo de vida.

Con toda seguridad esas dos cualidades están desarrolladas en alto grado en los que ya están comprometidos con el cambio. En nuestro nivel de conciencia se entiende la solidaridad como una ayuda que se presta de modo ocasional, por lo general en situaciones difíciles. Este, y otros conceptos, se hacen más amplios y sutiles en las personas tras su despertar. Leer mas

LA ECONOMÍA EN LA NUEVA SOCIEDAD (5 de 11)

Si en este momento decidimos clasificar las áreas de la actividad humana por orden de importancia, es muy probable que la economía ocupe el primer lugar, por delante incluso de otras tan esenciales como la salud, la enseñanza o el cuidado del medio ambiente. Y así como en un vehículo es fundamental su motor, se puede afirmar que la economía es la fuerza impulsora de la sociedad actual, y los demás sectores quedan supeditados a ella.

En el sistema económico vigente no hay una distribución equitativa de la riqueza, y quienes disponen de mayor capital, o de otra serie de derechos o privilegios, tienen ventaja para adquirir más posesiones y recursos. Mientras tanto, hay quienes carecen de lo básico, como es la comida, un lugar para vivir o atención sanitaria.

Con el actual nivel de conciencia, en una mayoría de seres humanos su realidad material predomina sobre su dimensión espiritual. Por esta razón, muchas personas dedican gran parte de su energía e ilusión a los aspectos económicos de su vida. 

Damos un salto en el tiempo para poder percibir cómo es el sector financiero en la futura sociedad.

Las normas que regulan la economía son escasas y no están muy reglamentadas, pues surgen desde el grado superior de comprensión que se experimenta tras el despertar de la sabiduría que permanecía dormida en nuestras almas. Leer mas

RELACIÓN ENTRE LAS PERSONAS EN LA NUEVA SOCIEDAD (4 de 11)

La escala de valores de la actual sociedad nos empuja a apreciar más a unas personas que a otras. De nuestro interior surge amor, afecto o gratitud hacia los miembros de la familia, a los amigos y conocidos y a quienes nos han ayudado en una época de dificultad. Pensamos que hay motivos para estos sentimientos positivos, y en el caso de la familia, por ejemplo, los atribuimos a los lazos de sangre.

Asimismo, hay personas hacia las que sentimos desinterés, e incluso antipatía o rechazo. En estas ocasiones también creemos saber las razones que nos inducen a sentir de esa manera, bien porque son diferentes de nosotros, o que en una ocasión nos perjudicaron, o sencillamente por su aspecto físico.

Pero aún podemos ir más lejos y emitir juicios faltos de fundamento acerca de gente a la que conocemos muy poco o nada. Permitimos que sean la imprudencia, la ignorancia, o tal vez la impulsividad del instante los factores que nos guíen a la hora de calificar a alguien. 

Ya vemos la cantidad de pequeñas trampas que en el actual nivel de desarrollo nos condicionan en las relaciones con los demás.

Cuando un ser humano despierta, su conciencia comienza a expandirse y ve la existencia de un modo totalmente distinto. Siente que en el interior de todos los seres humanos habita la presencia divina, su Ser. Una primera consecuencia de ese maravilloso descubrimiento es que su respeto y amor a otras personas ya nunca dependerá del color de su piel, de cuales sean sus creencias, ni siquiera de cómo se comporten. Leer mas