CategoriaEl despertar de la humanidad

RELACIÓN ENTRE LAS PERSONAS EN LA NUEVA SOCIEDAD (4 de 11)

La escala de valores de la actual sociedad nos empuja a apreciar más a unas personas que a otras. De nuestro interior surge amor, afecto o gratitud hacia los miembros de la familia, a los amigos y conocidos y a quienes nos han ayudado en una época de dificultad. Pensamos que hay motivos para estos sentimientos positivos, y en el caso de la familia, por ejemplo, los atribuimos a los lazos de sangre.

Asimismo, hay personas hacia las que sentimos desinterés, e incluso antipatía o rechazo. En estas ocasiones también creemos saber las razones que nos inducen a sentir de esa manera, bien porque son diferentes de nosotros, o que en una ocasión nos perjudicaron, o sencillamente por su aspecto físico.

Pero aún podemos ir más lejos y emitir juicios faltos de fundamento acerca de gente a la que conocemos muy poco o nada. Permitimos que sean la imprudencia, la ignorancia, o tal vez la impulsividad del instante los factores que nos guíen a la hora de calificar a alguien. 

Ya vemos la cantidad de pequeñas trampas que en el actual nivel de desarrollo nos condicionan en las relaciones con los demás.

Cuando un ser humano despierta, su conciencia comienza a expandirse y ve la existencia de un modo totalmente distinto. Siente que en el interior de todos los seres humanos habita la presencia divina, su Ser. Una primera consecuencia de ese maravilloso descubrimiento es que su respeto y amor a otras personas ya nunca dependerá del color de su piel, de cuales sean sus creencias, ni siquiera de cómo se comporten. Leer mas

NUESTRA RELACIÓN CON LA TIERRA (3 de 11)

De manera inconsciente tenemos la costumbre de clasificar por orden de importancia todos los elementos que nos afectan, destinando más atención y recursos a aquellos que consideramos más esenciales. Por norma situamos en primer lugar lo que nos repercute directamente, a continuación lo que influye en la familia, amigos, vecinos y compañeros de trabajo… 

Las jerarquías que ahora establecemos son fruto del actual nivel de conciencia. En el momento en el que nos hacemos conscientes de la sabiduría que guarda el alma, lo que se suele llamar el despertar, vibramos en un grado superior en el que comprendemos que todo lo que existe es parte de una unidad mayor. Desde ese instante sentimos que la tierra y lo que hay en ella forman un entero, una unidad.

En los estados avanzados de conciencia las clasificaciones a las que estamos acostumbrados dejan de ser útiles. ¿Esto quiere decir que vamos a prestar la misma atención a un ser humano que a un animal? Con una conciencia elevada las respuestas a preguntas de esta naturaleza surgen de la sabiduría interior de la persona de modo sencillo y natural.

Al calificar a los seres, temas o cosas como más o menos importantes, gran parte de nuestra atención está puesta en lo que ocupa los primeros lugares, y de esta forma podemos dejar de lado algo que no es significativo para nosotros pero que sí lo es para otros muchos. Tras el despertar sentiremos la verdad que estas palabras encierran. Leer mas

RAZONES PARA CREAR LA NUEVA SOCIEDAD (2 de 11)

¿Cuáles serán las prioridades al crear la nueva sociedad? ¿Qué se conservará y qué cambiaremos del modelo actual? ¿Se comenzará por establecer un sistema económico más justo o por respetar y cuidar mejor la naturaleza? ¿Es posible que nuestra prioridad esencial sea crear mayor unidad entre los seres humanos? Con el nivel de conciencia actual es imposible conocer con certeza cuales van a ser nuestras aspiraciones al planear la futura comunidad humana.

Sin embargo, cualquiera puede intuir con cierta facilidad que al despertar, es decir, al hacerse consciente de la sabiduría que alberga su alma, se expresará en él un mayor sentimiento de unidad y de globalidad, al tiempo que una capacidad de comprensión superior, no solo de las dificultades y problemas de su vida, sino también de las dificultades y problemas de los demás. Al mismo tiempo percibirá que esa lucidez la tienen todos los que, como él, han dado el salto de conciencia.

¿Quién va a crear la nueva sociedad? Tras el despertar de la humanidad se dará una afinidad de vibración entre un número considerable de personas, el grupo uno que mencionamos en la entrada anterior.

Los miembros de ese grupo sentirán que tienen que cambiar los parámetros en los que se apoya la sociedad actual, puesto que no facilitan que la humanidad alcance sus objetivos básicos. Tampoco benefician al resto de especies que comparten el planeta con nosotros, ni a la propia tierra, y menos aún a las futuras generaciones, pues heredarían una sociedad cargada de conflictos y un medio ambiente con un clima difícil para la vida humana. Leer mas

EL ALMA GUARDA UN TESORO (1 de 11)

A lo largo de su proceso evolutivo el ser humano vive multitud de experiencias, al mismo tiempo que su alma, su dimensión interior, extrae de ellas la sabiduría que contienen. Con el paso del tiempo esa sabiduría que el alma custodia llega a ser más o menos elevada, pero permanece oculta para la persona hasta su despertar, momento a partir del cual puede hacer uso de ella.

Un ejemplo puede ayudarnos a ver esta idea con mayor claridad. Imaginemos que alguien que dispone de pocos recursos económicos desconoce que en el banco tiene una cuenta con una considerable suma de dinero. Vivirá con escasez hasta el día en el que descubra que es dueño de un elevado capital del que puede disponer a voluntad. Algo análogo le sucede a la humanidad, pues cada ser humano posee en su alma una potencialidad de la que no será consciente hasta que se produzca su despertar.

En un momento cercano en el tiempo va a darse un acontecimiento de repercusión planetaria, una especie de iniciación para la humanidad. Esa incidencia no será violenta ni catastrófica, pero exigirá una respuesta individual de cada uno de nosotros. Para poder dar su respuesta particular a ese hecho, en cada persona despertará, total o parcialmente, la sabiduría que alberga en su alma, su nivel de conciencia, que es diferente de unos seres humanos a otros.

Al despertar las personas con distintos niveles de conciencia llevará a que la humanidad se escinda en tres grandes grupos. Uno estará formado por aquellos cuya alma les impulse a crear una nueva sociedad con una escala de valores diferentes a los de la de la sociedad actual; en un segundo grupo su vibración interior les hará decidirse por permanecer en el modelo actual de sociedad. Surgirá también un tercer grupo integrado por los que tengan dudas y se encuentren indecisos entre apoyar o no la creación de la nueva sociedad.  Leer mas