SUEÑOS DE ABUNDANCIA CÓSMICA

El cosmos es pura abundancia de bienes y servicios de los que todos los humanos podemos beneficiarnos. Propongo un modo de hacer realidad nuestros sueños.

Pongamos un ejemplo: un amigo tiene el sueño de conocer al Dalai Lama. Es algo que desea desde hace muchos años. Un buen día, este va a venir cerca de donde vive nuestro amigo, pero él no tiene medios económicos para viajar y poder asistir. Nos relata la posibilidad que se le presenta y se siente un poco frustrado por no poder cumplir su deseo.

Le escuchamos con atención. Nos informamos del evento, de lo que cuesta el viaje, la estancia… Nos damos cuenta que podemos hacer realidad su sueño y se lo planteamos de una forma totalmente privada.

Le decimos: tú tienes un sueño especial, y deseo ayudarte mediante lo que yo llamo “SUEÑOS DE ABUNDANCIA CÓSMICA”. Te describo en qué consisten: imagina que alguien tiene una necesidad o un sueño (espiritual, material…) que desea ver cumplido, pero por circunstancias personales, ya sea falta de medios u otras razones, no puede satisfacerlo. Esta información la conocen sus amigos y familiares, que observan en él cierta tristeza.

Nosotros nos damos cuenta que podemos ayudarle, porque disponemos del dinero o los medios que él precisa para cumplir su deseo o necesidad. Pero sabemos que si la ayuda se la ofrecemos directamente es posible que la rechace. Sin embargo si se la ofrecemos como un SUEÑO DE ABUNDANCIA CÓSMICA, seguramente la aceptará.

Volviendo a tu caso, le digo, si yo te ofrezco el dinero para ir a ver al Dalai Lama, tú piensas que tendrás que devolvérmelo en el futuro. Y aquí es donde entra lo novedoso: te pido que lo aceptes y lo disfrutes con la ilusión de que vas a cumplir tu SUEÑO CÓSMICO. Con ello, no vas a adquirir ninguna deuda conmigo sino con el COSMOS. Y tampoco tendrás que devolver lo mismo que recibes. Se trata de que en el futuro, cuando sepas de alguna persona que tenga un SUEÑO DE ABUNDANCIA o necesidad y puedas ayudarle a lograrlo, hagas lo mismo que yo estoy haciendo contigo. Así que, en el momento que la vida te presente a alguien a quien puedas atender, equilibrarás cósmicamente tu deuda proporcionándole la ABUNDANCIA que precisa. De esto va el juego.

A esa persona le dirás que el compromiso que adquiere es con el COSMOS, de forma que más adelante podrá compensarlo ayudando a otro u otros a realizar sus SUEÑOS o cubrir sus necesidades. Así estamos introduciendo ABUNDANCIA CÓSMICA cumpliendo nuestros respectivos SUEÑOS.

De este modo, no creamos obligaciones entre el que da y el que recibe, ni tampoco lazos energéticos. Cada uno es responsable, ante sí mismo, de cumplir lo pactado.

Así todos podemos ayudarnos. Yo te facilito el ver al Dalai Lama; tú cuidas durante tres días de los hijos de tu amigo; después él ayuda a su vecina a plantar semillas en el campo; ésta a su hermano a pintar la casa… y así sucesivamente.

Con estas acciones todos salimos beneficiados con los SUEÑOS DE ABUNDANCIA CÓSMICA.

M. Teresa Rodríguez-Kin 94

Inspirado en la Onda Encantada de la Noche Azul-08

www.ondaencantada.com

Sobre el autor Ver todos las entradas

Juan José

2 comentariosDejar un comentario

  • muy buena historia asi tiene que ser el ayudarnos de corazon pero esta visto que las personas dan siempre esperando en fin yo aun tengo fe en las personas haberlas ailas desde luego ojala alguien me ayudase a mi o me hubiesen ayudado en mis comienzos sin interes alguien se que me obserba alomejor me cambia todo asi lo deseo un saludo y muchas gracias tu amiga susana

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios estan marcados *