EL JAZMINERO

Cuando yo nací, una calurosa tarde de Julio de hace ya bastantes años, él ya era adulto. Crecí alimentado por los cálidos pechos de mi madre y por su dulce aroma. De niño, en verano, le miraba a través de la ventana abierta de mi cuarto. Hipnotizado por los arabescos de su sombra en la pared y por su penetrante olor, me sorprendía el sueño.

Al llegar el frío, él también dormía. Tal vez por eso el invierno es para mí un espacio de soledad y melancolía, al tiempo que de esperanza ante el retorno del amigo amado.

Su porte era alto y frondoso, el mayor que nunca vi. Llenaba todo el muro del patio, al fondo del jardín. Su estatus era de privilegio: en aquella corte de belleza multicolor, él era el rey. Al despertar, en primavera, su estampa eclipsaba al resto de plantas y arbustos.

De niño arrancaba sus flores y las trituraba entre mis manos para liberar el aroma cautivo. Con el paso de los años, como sucede con el amigo al que se ama, comencé a Leer mas

DOLOR, SUFRIMIENTO… CONCIENCIA

Vemos el significando de estos tres conceptos y como nos afectan a los seres humanos:

I.- Sentir dolor es algo natural en el planeta Tierra. El dolor lo experimentan las personas y los animales, parece ser que también el mundo vegetal, y quizás hasta la propia Tierra. Todos conocemos la misión que desempeña el dolor: es un medio de alerta que nos indica que hay algo que no funciona bien en nuestro cuerpo. Una vez que el dolor nos da la alarma ya ha cumplido su cometido. Entonces es el momento de buscar el modo de liberarnos de él.

II.- Aunque no nos guste ni lo deseemos, podemos aceptar que el dolor está a nuestro servicio, como fiel vigilante que nos avisa de una emergencia. Otra cosa bien distinta es el sufrimiento. Así como el dolor es una señal que presenta el cuerpo, el sufrimiento es un mensaje que emite el Alma. ¿Tiene alguna utilidad? Sí, pues la Vida no crea nada superfluo o sin sentido. Mediante el sufrimiento nuestra Alma nos avisa que una Leer mas

“LO QUE QUIERO AHORA”

(Artículo de Ángeles Caso publicado en La Vanguardia con fecha 19/01/2012)

Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a enfermedades gravísimas. O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sanos que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso. O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio. Será, quizá, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hasta mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.

Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios. Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas Leer mas

¿DÓNDE ESTÁ DIOS?

Sin apenas darse cuenta se había hecho mayor. El último verano había cumplido 48 años. ¡Cuántos años!, se decía. Mirando atrás en el tiempo se recordaba de niño, sin ninguna preocupación, solo jugar. Luego la pubertad, la pandilla, las chicas, la universidad, su novia, el trabajo, casarse, sus dos hijos, y de pronto ya tenía 48 años sin conciencia de haberlos vivido.

En algunas ocasiones —muy pocas en verdad—, se había preguntado dónde estaría Dios con la cantidad de cosas que estaban pasando. “¿Por qué no da la cara y pone orden? ¿Cómo permite que exista tanta gente egoísta, con malas intenciones?…”. Pero esas preguntas apenas eran como los destellos de un relámpago: surgían con fuerza en su mente y pronto desaparecían.

Desde hacía casi siete años todo en su vida era distinto. Había tenido que afrontar una experiencia muy difícil que le llevó a estar un tiempo al borde de la desesperación. En los primeros meses que siguieron a su trauma necesitaba imperiosamente saber dónde estaba Dios. Unas veces para echarle en cara el terrible infierno que estaba viviendo. Otras, las más, para suplicarle que le ayudase en ese duro trance. Él, como contrapartida, Leer mas

                ¿QUIÉN SOY?

Si cada día al levantarme llamo a la sonrisa y a la alegría,

¿por qué junto a ellas me visitan la pena y la tristeza?

Y me acepto y me amo.

 

Si mi deseo es ser amable y pacífico,

¿por qué visto de armadura y tengo una espada en la mano?

Y me acepto y me amo.

 

Si me muestro confiado y seguro,

¿por qué luchan con fiereza en mi interior desánimo e impotencia?

Y me acepto y me amo. Leer mas

21.12. 2012 VIEJO TIEMPO / NUEVO TIEMPO

  INTRODUCCIÓN

La fecha 21.12. 2012 provoca en nosotros diversos sentimientos: en algunos ilusión, en otros preocupación o puede que incluso temor, y hay también quien espera esa fecha con indiferencia. Incluso hay otras muchas personas que desconocen que ese día pueda tener algún significado.

¿Qué supone en realidad esa fecha? Varias tradiciones antiguas, algunas con plena vigencia hoy, hablan de un cambio, el final de un ciclo de tiempo y el comienzo de otro nuevo. Para la Ley del Tiempo, por ejemplo, en el 21.12. 2012 finaliza un ciclo de 5.125 años, además de otros ciclos de tiempo mayores.

¿De qué estamos hablando cundo decimos que finaliza un ciclo? Un ciclo es un periodo de tiempo en el que un ser individual o un conjunto de seres viven una etapa concreta de su proceso evolutivo. Veamos un ejemplo: si observamos un árbol adulto, ese árbol ha pasado por varias etapas hasta llegar a ser adulto. Pasó la etapa de ser semilla, la de germinar y brotar esa semilla, después por un cierto número de años de crecimiento, la etapa de producir frutos, etc. Igualmente podríamos extender este ejemplo a un bosque.

Ese día, 21.12. 2012, finaliza un periodo de la vida de la Humanidad que podemos llamar el viejo tiempo, y comienza un nuevo ciclo, el Nuevo Tiempo. ¿Qué ha definido al viejo Leer mas

AMATE EN CADA MOMENTO…

Oirás y leerás mucho, cosas muy bellas y útiles para tu desarrollo evolutivo, pero todo, todo sin excepción, ha de apoyarse en esto que te digo, pues son los cimientos: tú eres ya, ahora, en este preciso momento que estás leyendo estas palabras, lo más hermoso y bello que tienes, lo de mayor valor. ¡Tú!

Tu relación contigo mismo ha de ser de profundo Amor, de adoración incluso. Más aún, ha de ser una conexión sagrada. ¿Aún deseas más? Dedica entonces el resto de tu vida a sentir que cada Ser es igualmente sagrado.

Cada libro que lees, cada conferencia o taller que escuchas, cada video que ves…, son semillas que a ti llegan, y tú eres la tierra que las acoge. Pero si esa tierra, tú, no es fértil, las semillas no germinarán. Caerán en la tierra, en ti, y se Leer mas

SER FELIZ: SENTIRSE UNO CON LA VIDA

Nuestro objetivo esencial en la vida es ser felices. Todo lo que decimos, hacemos y pensamos es para lograr ese propósito. La felicidad tendremos que alcanzarla, y después mantenerla, con aquellas circunstancias que condicionan nuestra vida. Nosotros no podemos cambiar muchos aspectos de nuestra realidad, como la estructura general del cuerpo, la clase de educación que recibimos, nuestro nivel de inteligencia, si tenemos una dolencia crónica, cómo han sido nuestros padres… Con todo ello tendremos que ser felices.

(Con la palabra Vida, con mayúsculas, nos referimos a la manifestación de la Conciencia Creadora o Ser Supremo, o sea, a todo lo que existe, todo lo que es. Cuando hablamos de vida, con minúsculas, hacemos referencia a la vida individual de una persona).

¿Qué cualidades deberíamos desarrollar para alcanzar la felicidad? Veámoslas:

     1ª) Vivir en estado de calma y paz interior. El estar alterado es incompatible con sentirse bien y ser feliz. Todo lo que nos acerque a la paz interior, ayuda a que seamos felices, y todo lo que altere esa paz nos aleja de la felicidad.

     2ª) Capacidad de aceptación. Aceptar lo que la Vida nos presenta a nosotros y a los nuestros, y aceptar el modo de ser de los demás, especialmente de las personas con las que nos relacionamos. Leer mas

SER APRENDIZ DE LA VIDA

Decimos que todas las personas son Amor. ¿Lo son también sus acciones, incluso aquellas que causan dolor y sufrimiento a otras personas o a ellas mismas? Podemos asumir, con mayor o menor esfuerzo, que toda persona es Amor, al menos Amor en estado potencial, pero ¿y cuándo realiza actos que nos parecen contrarios al Amor?…

Si aceptamos que toda persona es siempre Amor es porque creemos que esa es la esencia de todo Ser. ¿Puede salir de un Ser algo contrario o siquiera distinto a su esencia? No es posible, pues seria opuesto a su naturaleza. En armonía con su esencia todos los hechos de una persona son Amor, al margen de que nosotros podamos o no apreciarlo así.

¿Cómo ver entonces el caso de una persona que realiza una acción que para nosotros es Leer mas

ATRAVESANDO LA LUZ, por Meller-Thomas Benedict

Mellen-Thomas Benedict es unartista que sobrevivió una experiencia cercana a la muerte en 1982.  El estuvo muerto por más de una hora y media y durante ese tiempo el se elevó de su cuerpo y entró en la Luz. Curioso sobre el universo, el fue llevado lejos en las profundidades remotas de la existencia y aún más allá, en el energético Vacío de la Nada detrás del Big Bang. Con respecto a su experiencia cercana a la muerte, el Dr. Kenneth Ring ha dicho “Esta historia es una de las más destacadas que he encontrado en mi extensa investigación  sobre experiencias cercanas a la muerte”.
(Extraído de “El Manantial del Caduceo Mellen-Thomas Benedict´s”)

La ruta a la Muerte 

En 1982 yo morí de un cáncer terminal.

La condición que yo tenía era inoperable, y cualquier clase de quimioterapia que pudieran hacerme me convertiría en poco más de un vegetal. Me habían dado entre seis y ocho meses de vida. Me habían dado una información extraña en 1970 y  me había vuelto cada vez más desconfiado sobre la crisis nuclear, la crisis ecológica y etc. Así que como no tenía una base espiritual, comencé a creer que la naturaleza había cometido un error y que probablemente nosotros éramos probablemente un organismo canceroso en el planeta. Percibí a todos los humanos como un cáncer y eso es lo que yo había logrado. Eso es lo que me mató. Tengan cuidado con su visión del mundo. Puede regresar sobre ustedes especialmente si es una visión negativa del mundo.

Eso es lo que me llevó a mi muerte. Yo intenté toda clase de métodos de sanación Leer mas