NOS HABLA UN SER QUE YA HA ALCANZADO CONCIENCIA GALÁCTICA

Un Ser que ya ha alcanzado Conciencia Galáctica nos habla:   

“En mi proceso evolutivo llegó un momento (en el que vosotros los humanos estáis ahora) en el que se activó en mí el deseo de sentirme uno con todos. En primer lugar con los seres más cercanos a mí, después con otros más alejados, luego… Al principio con los que tenía una mayor afinidad, después con otros que sentía diferentes, más tarde… Con esa motivación, mi Conciencia fue ampliándose.

Permitidme un inciso para decir que ese anhelo que surge de nuestro interior, sólo consigue ampliar nuestra Conciencia cuando nos implicamos. No basta con desearlo, sino que es mediante tareas concretas que alcanzamos esa meta. Yo lo hice así: me sentía un ser aislado, separado de todos y de todo, tal como ahora os sentís la mayoría de vosotros. Y me esforcé en trabajar para que en mis pensamientos, en mis anhelos, en mis deseos de conocimiento, en todo lo que en definitiva me constituía, tuviesen cabida todos los seres. Todo lo que fuese sólo para mi, sin tener en cuenta a los demás, dejó de interesarme.

Para este fin me convertí en un aprendiz de la Vida, olvidándome de todo lo que hasta ese momento había incorporado en mí y me separaba de los demás. Comencé a relacionarme con los seres de mi entorno con actitud de aprendiz, como un párvulo que acude a su primer día de escuela. Cada cosa que hacían, decían, o deseaban, yo la observaba con ojos de niño, con el corazón puro de un niño, como algo mágico. Unas cosas me resonaban mucho, algunas menos, y otras poco o nada. ¿Sentía rechazo? Sí en los primeros pasos de mi proceso, pero no por ello abandoné la actitud de aprendiz, incluso con los seres que más me costaba aceptar sus actos o su modo de ser.

Mi atención no estaba en lo que los seres hacían, sino en mí, toda en mí, para permanecer en estado de aprendiz, maravillándome de cómo los demás y la Vida se manifestaban. ¿Veía cosas que se hacían mal porque causaban sufrimiento? Sí que las veía, pero perseveré en que mi atención estuviese en mí, para ser aprendiz y no juez. ¿No permitía el Padre-Amor que esos comportamientos se diesen? Yo seguía como aprendiz de lo que entendía y de lo que no entendía; de lo que me gustaba y de lo que no; de lo que aceptaba plenamente y también de lo que rechazaba plenamente. Así una vez y otra vez, sin desmayo. Esa era mi tarea cada día, cada instante de mi vida: ser aprendiz  de todo, de todos, de la Vida.

Y llegó un día, un momento sagrado para mí, en el que ocurrió el milagro: dejé de percibir a los seres y los actos que hacían, y comencé a ver y a sentir en todos, en todos sin excepción, al Padre. Cada ser de mi entorno comenzó a manifestarme que él era el Padre-Madre Amor que yo ya anhelaba en mi corazón. El ser hacía, y el Padre era en él. Y ya desde ese momento el proceso que viví fue cada vez más y más bello, pues veía y sentía al Padre-Madre Amor en todos los seres.

Luego también lo sentía en las cosas y en todo. Veía una hoja caerse de un árbol, una hormiguita camino de su hormiguero, una piedra en el sendero, y en todo ello se me manifestaba el Padre-Amor, la Madre-Amor. Cada vez con mayor intensidad, de modo que ya no veía ni la hoja ni la hormiguita, sino que me veía a mí. No había separación ni distinción, y la hoja, la hormiguita, la piedra y yo éramos uno, el Padre-Madre Amor.

Después este Amor se fue extendiendo incluso a lo más alejado. Ya no había separación entre yo, la Conciencia Galáctica que te habla, y todo lo demás. Así llegó un momento en el que cada ser o cosa de esta Galaxia y yo éramos lo mismo. Yo estoy en ellos, y ellos en mí. Lo que les sucede, a mí me sucede. Lo que viven, yo lo vivo.

Ya somos muchos los seres que en esta Galaxia nos sentimos en unidad con todo, y nuestro hermoso viaje continúa para fundirnos en la infinita Creación.

Siento como cada ser de la Galaxia siente; sé lo que cada ser de la Galaxia sabe; vivo lo que cada ser de la Galaxia vive. ¿Sufro cuando un ser sufre, o hago lo que llamáis daño cuando otro lo hace? No sufro, ni veo ese daño. Siento a cada instante gozo, plenitud, Amor. Cada vez más y más Amor. Y eso es lo que los seres humanos estáis ahora en proceso de alcanzar: llegar a ser Amor. El primer paso es saber que sóis una unidad, el segundo es sentir a Dios en todo, el tercero…, bueno, ¿os parece poco para empezar con esos dos primeros pasos?

Todo es Dios, todo está constituido de una sola energía, Amor. Y para sentir que eso es así, olvídate de ti. Sal a la calle con nuevos ojos, sal para ver como el Amor de Dios todo lo llena. Sal a aprender eso, lo único que has de aprender: ver a Dios en todos y en todo. Te Amo.”

 

 

Sobre el autor Ver todos las entradas

Juan José

3 comentariosDejar un comentario

  • Buenas, me gustaría poder tener una conversación con usted..,
    Desde pequeño he sido una persona brillante era muy consciente de lo bueno y de lo malo, sabía lo tenía que hacer, algo dentro de mí me guiaba, igualmente no era consciente de ello pero me dejaba llevar, cerraba los ojos y en pocos segundos sentía la luz en mi mente, lo que hoy se que es la esencia, siempre desde pequeño, y desde que sin tener ni idea de espiritualidad alcance el nirvana y se me concedieron muchísimas verdades, descubrí para que estoy aquí, y con esas verdades escribí un libro para concienciar a las personas…Entre todos podemos cambiar, pero solo con la unión.
    🔯 ☯️ ☪️ 🕉️ ✝️ ☮️ ✡️ 🔯 ⚛️ ☣️ ®️

    • Estimado Alejandro, gracias por tu comentario, y disculpa que no te responda hasta ahora. Si lo crees oportuno puedes escribirme al correo que pongo en mi página web (portaldeconciencia@gmail.com), y en ese caso no aparecerá públicamente.
      Siento, al igual que tú, que la tarea de crear una nueva sociedad con una escala de valores diferente no es cosa de unas pocas personas; para alcanzar esa meta ha de involucrarse un cierto número de personas, una “masa cualificada” que haga de ese objetivo el sentido de su vida.
      Seguimos en contacto. Un cordial saludo. JUANJO

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios estan marcados *