LA MUERTE: EL ÚLTIMO Y MÁS BELLO MOMENTO DE LA VIDA

971587_414451918663253_218225008_n3

En el poema épico indio el Mahabharata se le pregunta al sabio Yudhisthira: “De todos los hechos de la vida, ¿cuál es el más sorprendente?” Yudhisthira responde: “Que un hombre, viendo como los otros mueren a su alrededor, nunca piense que él va a morir”.

Hay momentos especiales, de gran belleza, que marcan nuestras vidas:

–       Para una mamá ese momento cumbre llega cuando, tras el parto, la enfermera coloca al pequeño en sus brazos. Ella le aprieta dulcemente contra su pecho sintiendo que ese acto compensa sobradamente aquellos largos meses de molestias e incertidumbre.

–       La persona enamorada vivirá ese esplendor cuando es aceptada y siente que le espera una vida de felicidad junto al ser que ama.

–       Para un escritor puede ser ese día en el que, tras años de dudas y esfuerzos, consigue ver publicado el libro que con tanta ilusión ha escrito y rehecho mil veces.

Y de otros muchos modos la Vida nos presenta esos hechos importantes. Pero entre todos ellos hay uno que es extraordinario: el momento de la muerte.

Imaginémonos en ese día y que podamos decir a las personas que nos acompañan:

«Quien necesitó mi ayuda, supo que podía contar conmigo».

 «Atendí con esmero y gratitud a quien tenía necesidad de ser escuchado, sintiendo que me hacía un regalo al confiar en mí».

 «Aquel que estaba triste o enfermo sabía en el fondo de su corazón que no se encontraba solo, pues podía contar conmigo».

 «Me comporté lo mejor que supe, y cuando vuelva de nuevo aún lo haré mejor. Me siento afortunado y me marcho en paz y feliz».

¡QUÉ PLENITUD SENTIREMOS ENTONCES!

Y aún es posible llegar al momento de nuestro viaje habiendo alcanzado una meta superior: marcharnos de este hermoso lugar, la Tierra, bendiciendo todo y a todos.

Con esta vibración, ¿adónde irá nuestra Alma?… Sí, el momento cumbre de nuestra vida, el de mayor belleza y plenitud, puede ser el momento de la muerte.

Este y no otro es el sentido de la vida, y sabremos si lo hemos logrado justo en ese instante, el momento de la muerte.

Al leer estas reflexiones puede asaltarnos un cierto desánimo, pues tal vez ya hemos vivido una parte importante de nuestra vida sin ese nivel de Conciencia. ¿Qué podemos hacer…?

PODEMOS PREPARARNOS PARA EL MOMENTO DE LA MUERTE, PERO NO EN EL MOMENTO DE LA MUERTE. 

No es posible vivir de un modo y morir de otro.

 

1094703_412622938846151_253385199_o3-1024x768¡LA VIDA HOY, AHORA, NOS OFRECE UNA NUEVA OPORTUNIDAD

PARA QUE AL MARCHARNOS PODAMOS HABER ALCANZADO

ESA HERMOSA META!

“La conciencia de la muerte es la base de la vida. Hasta que no desarrollemos esta conciencia las otras prácticas se ven obstaculizadas”. El Dalai Lama.

 

 

 

Sobre el autor Ver todos las entradas

Juan José

9 comentariosDejar un comentario

  • Hola Juanjo!!! Felicitarte por este maravilloso y estupendo trabajo me viene genial y ademas me encanta en esta O . E. del Enlazador ha estado muy presente el tema muerte y hoy en dia todavia es un tabu , afortunadamente no para todos y como tu lo expresas lo haces hasta bonito con tu permiso lo voy a divulgar asi. Un abrazo Lola.

  • Hermosas palabras y bellas……….la frase “cuando vuelva de nuevo lo haré mejor”no estoy muy de acuerdo. Las correcciones de nuestra vida lo haremos en otra dimensión ,donde veremos ,nuestros actos y la repercusión que ha tenido en los demás y también los actos de los demás sobre nosotros.Mi pregunta es pseudocientifica …………cuando vayamos a otra dimensión ¿podríamos manejar los parametros espacio-temporal tridimensional para viajar al pasado , ,claro en forma de energía ,corregir esas acciones negativas y recrear una nueva onda-particula que equilibre la anterior o modifique la anterior.Otra cosa que creo es que las situaciones que han vivido otras personas ,las haremos nuestras y las percibiremos como la percibieron cuando ellos estaban en el plano tridimensional. y las sentiremos igual……..todo esto es invención mia y es muy posible que esté equivocado .No CREO EN ABSOLUTO EN LA REENCARNACIÓN

    • Gracias por tu comentario. Suscribo el fondo de todo lo que dices, pues no es necesario creer en la reencarnación para aceptar que podemos aprender de nuestros errores de los muchos modos que podemos intuir y de otros que pueden existir y desconocemos en nuestro estado actual de conciencia.
      Pero sí parece coherente que al ascender en consciencia no dejamos atrás “residuos” que pueden afectar a otros y entorpecer su aprendizaje.

  • Yo he vislumbrado la muerte en una sesión de ayahuasca y puedo decir que la paz que se siente es increible, es ver que todo tiene sentido y te ries de lo ciego que estabas en tu vida jaja es hermoso solo de acordarme me emociono, ojala todos mueran con ese estado tan alto de conciencia PAZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios estan marcados *