LA GRATITUD

La gratitud es un sentimiento muy valioso, tanto para nosotros como para los que la reciben. Veamos lo que significa gratitud: cuando agradecemos algo a una persona, le estamos diciendo que nos ha ayudado, que nos ha hecho bien. Todos necesitamos sentirnos útiles y saber que lo que hacemos es bien acogido y valorado por los demás. Al dar las gracias a alguien le estamos diciendo, aunque sin palabras: “Sí, lo que tú haces es útil y beneficioso, y yo así te lo reconozco”.

Agradecer es muy importante. Todos sabemos por propia experiencia, cómo nuestra relación puede fortalecerse y hacerse más estrecha y cordial con aquellos a los que damos las gracias. Además, nos ayuda a romper el hielo que pudiera existir entre alguna persona y nosotros. La palabra “gracias”, dicha desde el corazón, es un mensaje de hermandad que llega directamente al corazón de la persona a la que va dirigida.

En cambio, quien es arrogante o se siente superior, cree merecer todo lo que recibe de los demás, y la palabra gracias no entra en su vocabulario. Si la dice es de un modo rutinario y sin sentirla. Su corazón permanece cerrado, sin conexión con los corazones de los demás.

Vivir sintiendo y expresando gratitud es algo muy hermoso para nosotros, y de gran ayuda para las demás personas con las que nos relacionamos.

¿Hay algún modo de desarrollar la gratitud? Sí, lo hay y es muy eficaz. Desde hoy agradezcamos todo lo bueno y todo lo bello que la vida nos entrega, no solamente los favores que ocasionalmente nos pueda hacer una persona:

  1. Agradecemos el nuevo día que la vida nos ofrece, tener un techo, comida, familia y amigos que nos aman…
  2. Agradecemos a nuestros animales de compañía, a nuestro periquito, perro o gato. Agradecemos cada pequeña cosa, cada recuerdo agradable que tenemos de tantas personas como nos ayudaron…
  3. Agradecemos a nuestros padres que nos dieron la vida, no importa si la relación que tuvimos con ellos fue buena o no…

“Vivo agradeciendo cada momento y mi corazón se va expandiendo, y en él tienen cabida todos los seres. ¿Todos? Sí, en él hay lugar para todos sin excepción. Por lo pronto no hay puertas que impidan la entrada a nadie y, además, en él se está muy bien pues es un lugar de gratitud. ¿Quién no querría estar allí?”

    

 

 

 

 

Sobre el autor Ver todos las entradas

Juan José

1 comentarioDejar un comentario

  • … Siento que “el agradecer” es un sentimiento mágico, es como una llave que abre muchas puertas!

    Gracias mil por compartir tus escritos.
    In lakech

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios estan marcados *