¿CUANTO AMOR EXISTE EN CADA SER?

Cuando medito en las cualidades del Amor me emociono y percibo como surge en mí un sentimiento de alegría y de gozo, un gozo unido a una sensación de admiración por la diversidad y la belleza de cada una de estas cualidades. Además, siento que son cada vez más ricas y plenas. Esta idea que comparto ahora tiene para mí un significado especial.

El Amor es el propósito por el cual existimos. Cuando un Ser ya siente Amor, este sentimiento crece en él de modo continuo, y entonces se nos muestra otra singularidad del Amor:

Al tiempo que un Ser se siente más Amor, igualmente siente que son más Amor todos los demás seres. Al ritmo que se incrementa en él, es al mismo ritmo que siente como el Amor se incrementa en todos. No es que al tener él mayor capacidad de Amar ame más a los demás, no es eso, sino que cuanto más Amor hay en él, más ve en todos los demás.

¿Podría ser de otra manera? ¿Podría ese Ser sentirse cada vez más Amor y ver que se crea una distancia, un escalón, entre su nivel de y el de los demás? ¿Que ellos están estancados porque aún no han desarrollado la capacidad de sentir Amor? ¿O que lo incrementan a un ritmo inferior al de él?… ¿Podría ser así? Si este fuese el caso, se generaría una separación entre ese Ser y el resto, y esto no es posible porque el Amor une, nunca separa. Lo que este Ser siente es justo lo contrario: al mismo ritmo que se incrementa en él la energía Amor, percibe que ese nivel de energía está en cada uno de los demás seres.

Esto es de una belleza tal que supera nuestra capacidad de comprensión. Este Ser, con gozo, vive para sí y para los demás, sintiéndose uno con todos y con todo.

Dicho de otro modo:

300px-Scilla_litardierei0-225x300

 

“Todo el Amor que una persona es capaz de ver y sentir en los demás es la medida del Amor que ella es”.

¿Tiene utilidad para nosotros saber esto? Sí la tiene, pues el solo hecho de meditar en lo extraordinaria y bella que es esta cualidad del Amor, ya nos llena de alegría y nos motiva a perseverar en nuestro caminar. Además, se nos muestra un modo claro y fiable para conseguir que el Amor se exprese en nosotros, pues el propio Amor nos ha hablado:

“En la misma y máxima medida que me veas en los demás, yo moraré en tu corazón”.

 

 

Sobre el autor Ver todos las entradas

Juan José

1 comentarioDejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios estan marcados *