CategoriaEl Amor

¿EN QUÉ EMPLEA DIOS SU TIEMPO?

Desde la antigüedad los seres humanos hemos tenido la costumbre de agradecer y bendecir. En tiempos de peligro o escasez, nuestros antepasados se dirigían a Dios rogando su ayuda y mostrando gratitud cuando la petición era atendida. Se honraba la salida del sol cada día, la lluvia favorable, la cosecha abundante, los animales, la comida en la mesa, la familia…

En libros y películas que relatan historias de épocas pasadas es frecuente encontrar escenas en las que un padre, poniendo las manos sobre la cabeza de su hijo, le habla de esta manera: “Amado hijo, tienes mi consentimiento para dejar el hogar y partir en busca de una vida mejor de la que yo puedo ofrecerte. Mi amor te protegerá para que ningún mal pueda sucederte. Ve en paz; yo te bendigo”.

Esta hermosa práctica de bendecir parece próxima a desaparecer, aunque todavía restan ocasiones en las que perdura: en ciertos oficios religiosos el pastor bendice a los fieles; hay familias en las que aún se conserva el hábito de agradecer los alimentos antes de comenzar a tomarlos; en Leer mas

ESENCIA DIVINA

Todo lo que existe ha sido creado por Dios: lo palpable y aquello que es etéreo; lo manifiesto y también lo que se escapa a nuestros sentidos. Así lo revelan las religiones, los profetas y avatares, los místicos y los seres que ya han logrado la realización. Añaden que todo lo creado tiene la misma naturaleza que el Creador: esencia divina. ¿También la tenemos los seres humanos? Nos dicen que sí, que en nuestro interior residen los mismos atributos de Dios: Inteligencia, Felicidad, Sabiduría y Amor, todos ellos en grado supremo.

(Recuerda que tú no estás leyendo ni yo escribiendo, sino que es la misma esencia divina en ti y en mí la que escribe y lee).

Entonces, si todo tiene esencia divina, ¿por qué yo no la percibo en mí? ¿Cómo es que a menudo me siento de mal humor, herido por lo que otros me dicen o preocupado ante las dificultades que la vida me presenta?… ¡Es imposible que yo posea la misma naturaleza de Dios, un Ser con infinito poder y sabiduría! Por más que lo pienso no encuentro la manera de conciliar lo que dicen los santos y maestros y la realidad que vivo cada día.

¿Y si le pregunto al propio Dios…?

“Dios, escucho decir a los Sabios que todo lo que existe posee tu misma naturaleza divina, aunque yo no lo aprecie así. Realmente no sé muy bien quien soy, pero tengo claro que vivo limitado y con temor. Perdona que te lo diga con toda crudeza, pero cuando miro a mi alrededor no veo tus huellas, pues a menudo encuentro confrontación, sufrimiento, desesperanza…, todo lo contrario del inmenso Amor que te atribuyen. Si puedes decirme algo que lleve la paz a mi corazón, gracias. Te escucho”

Al instante recibo Su respuesta: Leer mas

¿DÓNDE ESTÁ DIOS?

Sin apenas darse cuenta se había hecho mayor. El último verano había cumplido 48 años. ¡Cuántos años!, se decía. Mirando atrás en el tiempo se recordaba de niño, sin ninguna preocupación, solo jugar. Luego la pubertad, la pandilla, las chicas, la universidad, su novia, el trabajo, casarse, sus dos hijos, y de pronto ya tenía 48 años sin conciencia de haberlos vivido.

En algunas ocasiones —muy pocas en verdad—, se había preguntado dónde estaría Dios con la cantidad de cosas que estaban pasando. “¿Por qué no da la cara y pone orden? ¿Cómo permite que exista tanta gente egoísta, con malas intenciones?…”. Pero esas preguntas apenas eran como los destellos de un relámpago: surgían con fuerza en su mente y pronto desaparecían.

Desde hacía casi siete años todo en su vida era distinto. Había tenido que afrontar una experiencia muy difícil que le llevó a estar un tiempo al borde de la desesperación. En los primeros meses que siguieron a su trauma necesitaba imperiosamente saber dónde estaba Dios. Unas veces para echarle en cara el terrible infierno que estaba viviendo. Otras, las más, para suplicarle que le ayudase en ese duro trance. Él, como contrapartida, Leer mas

AMATE EN CADA MOMENTO…

Oirás y leerás mucho, cosas muy bellas y útiles para tu desarrollo evolutivo, pero todo, todo sin excepción, ha de apoyarse en esto que te digo, pues son los cimientos: tú eres ya, ahora, en este preciso momento que estás leyendo estas palabras, lo más hermoso y bello que tienes, lo de mayor valor. ¡Tú!

Tu relación contigo mismo ha de ser de profundo Amor, de adoración incluso. Más aún, ha de ser una conexión sagrada. ¿Aún deseas más? Dedica entonces el resto de tu vida a sentir que cada Ser es igualmente sagrado.

Cada libro que lees, cada conferencia o taller que escuchas, cada video que ves…, son semillas que a ti llegan, y tú eres la tierra que las acoge. Pero si esa tierra, tú, no es fértil, las semillas no germinarán. Caerán en la tierra, en ti, y se Leer mas

SER APRENDIZ DE LA VIDA

Decimos que todas las personas son Amor. ¿Lo son también sus acciones, incluso aquellas que causan dolor y sufrimiento a otras personas o a ellas mismas? Podemos asumir, con mayor o menor esfuerzo, que toda persona es Amor, al menos Amor en estado potencial, pero ¿y cuándo realiza actos que nos parecen contrarios al Amor?…

Si aceptamos que toda persona es siempre Amor es porque creemos que esa es la esencia de todo Ser. ¿Puede salir de un Ser algo contrario o siquiera distinto a su esencia? No es posible, pues seria opuesto a su naturaleza. En armonía con su esencia todos los hechos de una persona son Amor, al margen de que nosotros podamos o no apreciarlo así.

¿Cómo ver entonces el caso de una persona que realiza una acción que para nosotros es Leer mas

LA ORACIÓN

Orar es una de las muchas capacidades que tenemos, uno de los regalos más útiles y hermosos que Dios ha hecho a los seres humanos. Se puede asociar la palabra oración a una creencia o religión determinada, pero la oración es universal, nos pertenece a todos.

¿Una definición de oración? Orar es, sencillamente, hablarle a Dios desde nuestro corazón. Orar supone varias cosas al tiempo:

1º Le decimos a Dios que confiamos en Él. Por eso oramos, para pedirle algo, contarle nuestras cosas…, o sencillamente porque queremos estar en su compañía.

2º Cuando oramos sentimos que Dios es nuestro amigo. Le abrimos nuestro corazón y le decimos al amigo-Dios lo que anhelamos a nivel personal y para la humanidad. Le contamos lo que nos hace felices, lo que nos preocupa, lo que no entendemos,… A este amado amigo, Dios, le decimos aquello que no nos atrevemos a contar a nadie. Leer mas

¿CUANTO AMOR EXISTE EN CADA SER?

Cuando medito en las cualidades del Amor me emociono y percibo como surge en mí un sentimiento de alegría y de gozo, un gozo unido a una sensación de admiración por la diversidad y la belleza de cada una de estas cualidades. Además, siento que son cada vez más ricas y plenas. Esta idea que comparto ahora tiene para mí un significado especial.

El Amor es el propósito por el cual existimos. Cuando un Ser ya siente Amor, este sentimiento crece en él de modo continuo, y entonces se nos muestra otra singularidad del Amor:

Al tiempo que un Ser se siente más Amor, igualmente siente que son más Amor todos los demás seres. Al ritmo que se incrementa en él Leer mas

ESTAR JUNTO A UN SER DE AMOR

Vamos a soñar un momento con los ojos abiertos. Imaginemos que estamos junto a una persona que ya ha desarrollado el amor en su corazón. ¿De qué modo nos llegará su amor? ¿Qué sentiremos? ¿Hará algo especial para transmitir que nos ama? ¿Tendremos conciencia de que nos hallamos cerca de un ser que ya ha llegado a la meta?… ¡Son tantas preguntas!

A nivel interno, nuestra alma y la del ser que ya ha realizado el amor están hermanadas y se reconocen. Perciben la divinidad que en esencia son. Nuestra alma se siente segura, respetada y amada, y por ello se abre confiada y feliz. Puede que aún no sea el momento de que podamos apreciarlo conscientemente, pero en el nivel íntimo del alma esto ya es una realidad.

Leer mas

EL AMOR ES SENCILLO, ES SIMPLE

La energía Amor es la más plena, completa y poderosa de toda la Creación, y nos llama la atención que entre sus cualidades está la de ser una energía sencilla y simple. Sencilla porque carece de adornos, de artificialidad. Y simple en cuanto a que es la única energía pura, sin mezcla.

Cuando un Ser ya vibra en Amor ve y siente a todas las personas como se ve y se siente a sí mismo. No importa el rango o la valoración que el entorno otorgue a una persona, el Ser de Amor la siente en esencia igual a él.
¿En todos los casos? Sí, sin excepción alguna, tanto si se trata de una persona de elevado poder, como si es la menos considerada por su entorno, incluso si se trata de un Leer mas

EL AMOR ES RESPETUOSO

Podemos creer que el Amor es algo extraordinario que ha de manifestarse con fuerza, con potencia, haciéndose notar. Pensamos: “Si estuviese cerca de alguien que ha desarrollado el Amor, su vibración me llegaría y me sentiría colmado de ese Amor”. Necesariamente no tiene por qué ser así, pues el Amor se manifiesta de forma discreta, callada, respetuosa.

Si junto a nosotros hay una persona que ya ha desarrollado el Amor, esa será su vibración natural en cada momento de su vida. Pero eso no significa que los que estén junto a él puedan ser afectados por su Amor. Imaginemos que alguien de su entorno está sintiendo ira o tristeza, ¿le llegará el Amor que ese Ser emana y verá transformada su ira en calma o su tristeza en alegría? Si así fuese, el Amor le estaría privando de algo muy importante como es su derecho a aprender al experimentar esas emociones. Otra cosa es que una persona, de modo consciente, desee liberarse de un sentimiento de desarmonía y pida ayuda para ello. Entonces sí le llega ayuda a través del Amor.

Supongamos que un Ser que ya ha activado el Amor habla a un grupo de personas. Cabe entonces la posibilidad de que algunas de esas personas reciban Amor y algo cambie en ellas, en tanto que otras personas que igualmente le están escuchando saldrán de esa Leer mas