AMATE EN CADA MOMENTO…

Oirás y leerás mucho, cosas muy bellas y útiles para tu desarrollo evolutivo, pero todo, todo sin excepción, ha de apoyarse en esto que te digo, pues son los cimientos: tú eres ya, ahora, en este preciso momento que estás leyendo estas palabras, lo más hermoso y bello que tienes, lo de mayor valor. ¡Tú!

Tu relación contigo mismo ha de ser de profundo Amor, de adoración incluso. Más aún, ha de ser una conexión sagrada. ¿Aún deseas más? Dedica entonces el resto de tu vida a sentir que cada Ser es igualmente sagrado.

Cada libro que lees, cada conferencia o taller que escuchas, cada video que ves…, son semillas que a ti llegan, y tú eres la tierra que las acoge. Pero si esa tierra, tú, no es fértil, las semillas no germinarán. Caerán en la tierra, en ti, y se secarán. Para ser tierra fecunda solo precisas una cosa: amarte.

Vive amándote a cada momento; que tu Amor no dependa de ninguna causa externa.

No hagas caso a los que dicen que no debes tener deseos. Permítete tener uno: amarte cada día más y más.

Recuerda que te amas en la medida en que te aceptas. Y recuerda también que en toda la Creación eres un Ser único, irrepetible, sagrado…, imprescindible. Sin ti la Creación, la Infinita Creación, no podría existir. 

Te amo.

 

Sobre el autor Ver todos las entradas

Juan José

5 comentariosDejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios estan marcados *